Si eres dueño de una vivienda en alquiler, seguramente alguna vez te habrás preguntado si es legal que tu inquilino practique el subarrendamiento de la propiedad. Esta práctica es muy común y se ha extendido en varias localidades de España; sin embargo, ¿es legal hacerlo? ¿Existen restricciones al respecto? ¿Qué precauciones se deben tomar? 

En este artículo te hablaremos un poco acerca de esta práctica. Así que no dejes de leer hasta el final para conocer si es legar subarrendar, ya sea el piso entero o una habitación.   

¿Es legal subarrendar? 

El subarrendamiento es una práctica legal, siempre que se cumplan con las condiciones establecidas previamente. De acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos, existen dos casos en los cuales es posible subarrendar parcial o totalmente una vivienda, todo esto de acuerdo al contrato de alquiler y a las condiciones acordadas entre el propietario y el inquilino.  

1 – Subarrendamiento de vivienda residencial 

En este caso se habla de un «contrato de alquiler de vivienda corriente«, el cual le proporciona al inquilino un lugar de residencia fijo. 

Los contratos de este tipo establecen que el inquilino únicamente puede incurrir en el subarrendamiento parcial de la vivienda, siempre que el propietario haya dado su consentimiento previo y por escrito, en conformidad con la ley. 

También existe el caso en que el propietario y el inquilino establecen que la vivienda se puede subarrendar totalmente. Sin embargo, siempre debe ser bajo acuerdo previo 

Cabe destacar que, en caso de que se vaya a subarrendar, el inquilino le deberá hacer un contrato de subarrendamiento a las personas que estarán la vivienda (ya sea total o parcialmente, dependiendo de las condiciones establecidas con anterioridad). 

2 – Subarrendamiento turístico 

Según lo estipula la ley, para que se realice el alquiler turístico el piso o la habitación no se puede alquilar por más de 30 días. En este tipo de arrendamiento cada Comunidad Autónoma establece sus propias normativas, en las cuales se regulan cuestiones como las características de las viviendas, el equipamiento o el hecho de si el propietario debe vivir en el lugar.  

En caso de que el subarrendamiento exceda los 30 días, entonces no estaríamos hablando de un alquiler turístico. En este último escenario, las leyes a seguir están en la legislación de la LAU (Ley de Arrendamientos Urbanos). 

En este caso, tanto el propietario como el inquilino son responsables en caso de que se cometa algún tipo de infracción en la vivienda mientras ésta está subarrendada. Si esto llega a ocurrir, la ley estipula que dicha vivienda ya no podrá ser arrendada con fines turísticos.  

¿Cuáles son los escenarios legales en el alquiler turístico? 

Los aspectos y escenarios legales que se dan en caso de subarrendamiento pueden variar de acuerdo a: 

  1. El contrato del alquiler y las especificaciones pautadas en él. Por ejemplo, algunos contratos permiten el subarrendamiento turístico bajo consentimiento del propietario o únicamente cierto porcentaje de la vivienda (como una habitación, por ejemplo).
  2. La licencia turística. No solo basta con estipular en el contrato las condiciones y las consecuencias del subarrendamiento turístico, sino que también es fundamental contar con la licencia turística. Cada Comunidad Autónoma tiene sus propias normativas para otorgar esta licencia, y alquilar sin ella puede ser objeto de varias infracciones y sanciones. 

 Por ejemplo, en el caso de Madrid, un decreto publicado en el año 2014 establece que para que una vivienda sea alquilada con fines turísticos debe tener al menos una cocina, un baño y un dormitorio. Así, en dicho decreto no se establece el alquiler de habitaciones.  

¿Qué pasa si el inquilino practica subarrendamiento sin el previo consentimiento del propietario? 

En estos casos el propietario puede dar por finalizado inmediatamente el contrato de alquiler, por lo que el inquilino deberá buscar otra vivienda donde residir 

Así que, en caso de que seas propietario de una vivienda en alquiler y tu inquilino haya incurrido en el subarrendamiento sin tu previo consentimiento, puedes finalizar el contrato por incumplimiento de las condiciones establecidas. Por supuesto, cualquier incumplimiento puede conllevar sanciones y consecuencias de índole legal 

Los propietarios que sospechan que tu inquilino está subarrendando sin previo consentimiento también tienen la opción de contratar detectives privados para particulares, quienes se encargarán de determinar si el inquilino efectivamente está incumpliendo con las condiciones del contrato de alquiler. 

Conclusión

En resumen, si eres propietario puedes establecer la condición de que el inquilino subarriende bajo tu previo consentimiento. Así, puedes pautar con tu inquilino la posibilidad de arrendar toda la vivienda o parte de ella con fines turísticos, siempre que cuentes con la licencia turística correspondiente. 

Igualmente, si estás en la capital de España puedes contratar los servicios de un detective privado en Madrid para determinar si tu inquilino está subarrendando sin tu autorización.  

Contáctanos por WhatsApp